Etiqueta: Historias sobre la valentía

Una colección de cuentos sobre la valentía para niños de todas las edades. Lea y disfrute de estos cuentos sobre la valentía que educarán y entretendrán a su hijo.

Los tres cabritillos

Los tres cabritillos

Érase una vez, en una verde ladera, tres cabras llamadas Gruff. Estaba el Pequeño Billy Cabra, el Mediano Billy Cabra y el Gran Billy Cabra. Su apellido era Gruff. Divisaron un prado al otro lado del río, lleno de deliciosa hierba y decidieron ir allí.

Pero, ¡oh! Bajo el puente vivía un trol muy astuto al que le encantaba comer cabras. Cuando la Cabrita cruzó de puntillas, el trol rugió: «¡Te comeré!». Pero el listo Little Billy Goat Gruff dijo: «¡Espera a mi hermano mayor!». Así que el trol le dejó pasar.

Luego vino el mediano Billy Goat Gruff, ¡y pasó lo mismo! ¡El trol estaba cada vez más hambriento!

Pero cuando Big Billy Goat Gruff pisó el puente, ¡el trol no pudo esperar más! Saltó para comérselo, pero Gran Cabra era fuerte y valiente. Con un poderoso empujón de sus cuernos, ¡zas! ¡Envió al trol volando al río!

Y así, los tres cabritillos comieron en la hierba verde felices para siempre, sin ningún trol gruñón que los molestara.

Moraleja: La valentía y la inteligencia pueden superar los retos, ¡por grandes que parezcan!

Roary y el misterio del volcán

Roary y el misterio del volcán

Roary, un joven y valiente T-Rex, vivía cerca de un volcán activo. Un día, el volcán empezó a retumbar y todos temieron una erupción. La comunidad de dinosaurios estaba en peligro y necesitaban encontrar una solución rápidamente.

Roary reunió a un grupo de dinosaurios decididos, cada uno con habilidades únicas. Entre ellos estaban Sarah, la veloz Gallimimus, que podía explorar el terreno, y Rocky, el fuerte Ankylosaurus, que podía atravesar obstáculos.

Juntos, se embarcaron en un desafiante viaje para encontrar la mítica piedra de fuego. La leyenda contaba que la piedra de fuego poseía el poder de calmar al volcán enfurecido. Se enfrentaron a terrenos traicioneros, cruzaron ríos embravecidos y se encontraron con otras criaturas peligrosas por el camino.

A pesar de las dificultades, el equipo de Roary nunca se rindió. Se animaron y apoyaron mutuamente, utilizando sus puntos fuertes individuales para superar los obstáculos. Finalmente, llegaron al corazón del volcán y descubrieron la resplandeciente Piedra de Fuego.

Trabajando juntos, colocaron la Piedra de Fuego en un lugar sagrado y, como por arte de magia, cesó el estruendo del volcán. Los dinosaurios se alegraron, agradecidos por su trabajo en equipo y su cooperación. Aprendieron que combinando sus puntos fuertes y trabajando juntos podían superar cualquier reto.

Moraleja: El trabajo en equipo y la cooperación conducen al éxito